miércoles, 25 de junio de 2008

Un poquito de smog.



Huracán en la garganta, además de ser el título de este blog, es el de mi tercer libro, de próxima aparición. Para que me vayan conociendo, va uno de los cuentos del primero.


"La luz vuelve. Siempre vuelve. Aunque la queramos perder. Y yo me pregunto por qué. Es lógico, después del quinto whisky uno comienza a hacerse ese tipo de preguntas pelotudas. Y yo sin poder resolver la cuestión. Mi hermana, mi querida hermana, se casa. Por supuesto que me invitó. Y obvio que insiste en que vaya. Ella hace unos años se mudó a un pequeño pueblo llamado Costa del Eje. Nunca entendí muy bien ese nombre, porque para que haya una costa tiene que haber agua, y ellos ni siquiera de la corriente. Para comprender la idea de que un eje tenga una costa necesitaría otro whisky. Costa del Eje es un pueblo de unas cien casas, de calles anchas y arboladas, con una iglesia y una plaza a la que casi todos los vecinos llevan a sus perros a dar una vuelta (¿o eran ellos los que iban a dar la vuelta del perro?). Comisaría no hay, no la necesitan. Sí hay una oficina pública, donde un dependiente de la Municipalidad de la Ciudad de Pascato, cabeza de partido, toma mate y cada tanto verifica y asienta un nacimiento o una boda, o firma un certificado de defunción. Para muchos es la más parecido al Edén. Es, sin duda, un lugar donde se puede vivir y morir en paz. En mucha paz. En tanta que me mareo. Lo siento. A mí me encantan las flores, pero sólo en las macetas de mi balcón. O a lo sumo, y cuando hay algún enfermo, en un florero. Si voy al campo y respiro, me ahogo. Tanto verde junto me aturde. Padezco temblores, me irrito, no me banco las hormigas, me sube la fiebre. Y no se me pasa hasta que parto raudamente y logro aspirar aunque más no sea un poquito de smog. Mi organismo precisa contaminación. Pertenezco decididamente a la ciudad. No a cualquiera, a ésta, que tantos critican pero que pocos, muy pocos para mi gusto, dejan. Es rara mi ciudad. Es grande, caótica, solidaria, desenfrenada. Abundante, miserable, egoísta, sucia y hermosa. Tiene un aspecto mitad europero, mitad linyera. Se parece a un turista. Es una ciudad que alberga a otras ciudades. Algunas de lata, otras de cristal. Tiene olor y dolor. Un lugar donde se trabaja, se putea a las madres, se estudia en el subte, se escribe en los bares y se fuma hasta en las iglesias. Poblada, depende del punto del vista, de simpáticos delirantes o de fríos sádicos, que son capaces de solucionar el caos mundial en un velorio. Pasa alternadamente por etapas de revolución, empanadas y vino tinto; de frivolidad, pizza y champán; de muerte; de volveremos y nos iremos; de venceremos y nos joderemos y, a veces, nos salvaremos, a costa de lo que sea. Pesar, sabiduría, insolencia y cinismo hurañamente mezclados. El tren disminuye poco a poco su marcha. Nos acercamos a Costa del Eje y yo todavía no sé si quedarme. Creo que sólo voy a cruzar las vías y tomarme el tren de vuelta. Después le mando un telegrama. Mi hermana me va a entender.

7 comentarios:

Emcharos dijo...

Felicidades Adriana por tu tercer libro y bienvenida a este mundillo de los blogs.

Un cordial saludo de Emcharos, un escritor (como vos) de Sevilla, España. Hasta otra, compañera.

Mi blog es: emcharos2002.blogspot.com

Sancho dijo...

Qué buen blog, y qué título: "Huracán en la garganta" es poderoso.

Lady T. dijo...

Bienvenida al universo bloggero!
Me parece maravilloso que el mundo conozca tus palabras y (parte de) tus pensamientos.
Cómo me identifico con algunas partes de tu cuento! Para mí, el smog debería formar parte de los suplementos vitamínicos recomendados para nuestra edad...

Anónimo dijo...

Hola Adriana, soy Greichu, o Grace, o Graciela. Me pone orgullosa que tengas un blog, no se, se me hace, como decirte : importante.
Me gusto la introducción de quien sos, y lo que leí del primer cuento.
Avanti, amici.
Bacio Mile
Greichu

Celi dijo...

ADRIIIIII.... BUENÍSIMO EL BLOG Y OBVIAMENTE TAMBIÉN BUENÍSIMOS LOS CUENTOS!!! NO SE PODÍA ESPERAR MENOS DE VOS!!! OJALÁ QUE TENGAS TODO EL ÉXITO QUE TE MERECÉS!!!
UN BESO GRANDE
CELI

sandra dijo...

FELICITACIONES ADRI POR ABRIRTE AL CIBERMUNDO BLOGGER.NO PODIAS FALTAR EN ÉL!!BESO.SAN

Ruben dijo...

¡Enhorabuena, hija mia por tu bonita página!

Muy bueno el adelante del libro nuevo. (Me dio miedo el inicio del segundo cuento, parece que soy muy ambiguo... ¿es lo mismo que muy geminiano?)

Muy buena foto. Besos. Rubén