viernes, 29 de agosto de 2008

La Emilia 2: Su atención, por favor.

Más de una vez me he sumergido, zambullido de cabeza, en lo más profundo de mi ser y mi conciencia. Juro y recontrajuro que lo he hecho, y aclaro: no pertenezco a la especie de los que dudan por pura satisfacción. Mi pregunta es simple, hasta frívola en un punto. No se trata del origen del universo ni del fin de nuestros días. No hablo de la transmutación ni de la trasmigración de las almas. Sin embargo, hasta ahora, nadie ha sabido darme una respuesta que me deje tranquila. No quiero tampoco dejar de asumir lo que me corresponde. Reconozco que disparé, es verdad, pero no maté a nadie. Fueron todos tiros al aire nada más; un poco de piedad, por favor. Por eso insisto y no me cansaré jamás de repetir a quienquiera que me escuche la misma pregunta: ¿por qué mierda no me dejan de romper las pelotas? Si yo soy sólo una persona que se va; no tengo la culpa de que ustedes sean personas que sólo se quieran quedar.

3 comentarios:

Intimo y oscuro dijo...

Te van a romper las pelotas solo hasta vos lo permitas, luego de eso las palabras pasan de largo como un ruido más.

Westernshaker dijo...

Admirada Adriana, está esperándote el diploma (con acto de entrega y todo) de Visitante Ilustre del Oeste. El Jurado de Notables te ha seleccionado para enmarcar tu foto rodeada de los mejores piropos de mionca, dichos al son de bocinazos y chiflidos. Te merecés este humilde reconocimiento por tu personaje La Emilia.
Mi voto secreto fue para vos, también voté a las chicas de la estación ASPRO de Vergara y Gaona...
De nada.

Adriana Menendez dijo...

emilia hará buen uso de sus palabras, INTIMO


WESTERSHAKEEEEEEER!!!! estoy profundamente emocionaaaaadaaaa!!! no sé cómo agradecértelo... un honor compartir este premio con las chicas de aspro, sé que el tiempo es tirano pero me gustaría dedicárselo a toda la barra linda del oeste, al jurado de notables, a los jovatos del andén, a los sabios de la naesqui, a todos los que me conocen y muy especialmente a usted. beso grande, master.