viernes, 5 de septiembre de 2008

Alimentando a Mr. Ego.

Esto es lo que opina el señor escritor Fernando Sánchez Sorondo sobre mi próximo libro:

"Son trece cuentos desopilantes titulados mediante otras tantas viñetas gráficas alusivas, con un denominador común: la sátira de la vida post-moderna a través de un corte transversal que abarca todas las capas sociales y culturales en sus más desaforados tics: los conchetos, los trepadores, las tilingas lipoaspiradas hasta el cerebro -a quienes se les escapa, por ejemplo, un "te quiero mucho...", seguido de un "¡yo tampoco!", y los palurdos que poco menos que pedorrean en plena cena de presentación laboral. Adriana Menendez desenmascara aquí la verdadera identidad de los personajes que habitaban hasta ahora en las llamadas "revistas de corazón", con sus confesiones espontáneas y ese reconocimiento casi estupefacto de sí mismos frente a un espejo que da hondura y calado literario a su estridente y patética superficialidad. Y en este sentido retoma la exploración llevada a cabo por un Manuel Puig en sus Boquitas pintadas".

Y, bueeeno... es un amigo.




12 comentarios:

Marce D´Onofrio dijo...

¡Pero tiene razón! Es lo que hemos estado tratando de decirte...bah, me rindo.

Eso es lo bueno que tienen tus personajes, son personas que uno sin conocerlas, puede imaginarlas, darles una forma, sin recurrir a una figura concreta ya vista antes. Estos tipos y mujeres tienen algo que hemos visto antes, pero no adivinamos donde.
Lo realmente peligroso, lo que no advertimos (y no lo hacemos por miedo) es saber que esos reflejos, somos nosotros mismos. Muchas veces, ahí esta uno diciendo lo que quisera, o mucho más verosímil, lo que no quisiera. Ese miedo, el de encontrar un defecto propio en un personaje ficticio, nos obliga a hacernos los giles, y decir "Mirá qué comportamiento. Yo jamás haría tal cosa".

Así que no es una cuestión de amistad, si no de realidad y ficción.

Un beso enorme.

El inconsistente dijo...

Cuándo sale a la venta?

catu dijo...

felicitaciones por el libro y por la crítica de Sanchez Sorondo.
debe ser heavy y recontra halagador que digan (entre ese montón de cosas buenas) "en este sentido retoma la exploración llevada a cabo por un Manuel Puig en sus Boquitas pintadas".
¡...!
bien, bien, felicitaciones otra vez

Víctor Hugo dijo...

guau! toda una escritora...
feliz yo de tenerla entre mis blogger!

un abrazo!
Víctor Hugo

Adriana Menendez dijo...

¡¡¡MARCEEEEE!!!, es muy importante para mí lo que decís, tanto pero tanto, que me ataca el pudor y me quedo sin palabras. gracias y más gracias. beso y abrazo muy grandes.


el editor me dijo que en más o menos quince/ veinte días, INCONSISTENTE, esperemos que así sea.


gracias, CATU; es tal cual como vos decís, que digan algo así de lo escribiste te genera un desparramo interno bastante importante. beso.


gracias, VICTOR, amigo imaginario, te mando un beso.

Roky Rokoon dijo...

un amigo que ademas de quererla sabe del asunto, no es alguien que habla x que si
congratz y que sea con exito

Raquel Fernández dijo...

El ego hay que alimentarlo cada día, jajajajjaa. Me encantó la crítica de Sanchez Sorondo y me encanta tu manera de escribir. Felicidades por el libro.
Un beso grande.

Adriana Menendez dijo...

gracias dobles, a ROKY y a RAQUEL. besos.

Juliana dijo...

Felicitaciones, Adriana! Muy merecida la maravillosa crítica.
Besos!

"que digan algo así de lo escribiste te genera un desparramo interno bastante importante"
Me encantó esta frase!

Westernshaker dijo...

Para el imaginario de estos lares, quien elogia a una minusa (como este señor Sorondo), tiene algún interés carnal. Ya lo dijo el Chino Murúa "la amistad entre el hombre y la mujer no existe por la sencilla razón que, si la dama está buena el hombre quiere ir a los bifes derecho. Si la dama es poco agraciada, el hombre la ingora olímpicamente".
Sin traicionar la tradición del Oeste digo que, los cuentos y los personajes son maravillosos. Como dijo Sorondo...

Milvecesdebo dijo...

Y que sigan los éxitos!
Mil cariños

Adriana Menendez dijo...

gracias, JULIANA, siempre


el único chino que conozco es el chino benítez, amigo del toto, pernía, suñé y pancho sá; pero supongo que todos ellos coincidirían con murúa. gracias por sus palabras, WESTERN!



MILVECES, mil gracias