lunes, 1 de diciembre de 2008

Sólo una palabra.

A veces, muchas, casi siempre, una sola palabra alcanza. El viernes a última hora, sonó el teléfono de mi casa.
-Hola, ¿Adriana?
-Sí...
-Apareció.
Sólo una palabra, no necesitaba nada más.

15 comentarios:

Juliana dijo...

Qué suerte, Adriana! Me alegro muchísimo!!
A vr si ahora nos regalás algo de lo que tenés allí escondido ;)
Un besote.

zorgin dijo...

descorchamos?

carmela dijo...

¡genial!

¿donde se había metido el guacho?

Cameron West dijo...

apareció el bendito librito.... joya... festejalo posteando algo de él.

siclau dijo...

Ring ring. Como va? tanto tiempo.
La vida que paso sin darnos cuenta de lo rápido que va.
Quién soy?
Pistas: mujer del 65
Compartimos niñez y adolescencia. Idas y vueltas . Vacaciones y bailes.
Cómo encontré tu blog? simplemente navegando.
Estamos en contacto.Me alegro por tus logros!!!

Adriana Menendez dijo...

gracias por la alegría, JULI, en breve subo algo. beso grande.


ZORGIN: unas cuántas botellas por favor


CARMELA: en la misma mesa donde lo había dejado, sólo que debajo de otras cosas que otras personas habían dejado sobre él.


CAMERON: más que bendito librito es cuadernito paganito.


querida SICLAU: la verdad es que yo en mi adolescencia salía tan poco, hablaba y andaba con muy poca gente, así que... dame otra pista, de baile o aunque sea de ski, por favor... así retomamos el contacto. beso grande.

espejo dijo...

aparecio, pero esta bien, no le hicieron nada no?.
terriblemente alegre por vos.
un abrazo

Marce D´Onofrio dijo...

Se supo, luego, que fue la mismísima foto de Brando que le chistó a alguien y dijo: "che, acá todo muy lindo, pero me parece que es hora de ir volviendo" y ahí le preguntaron de dónde era, pensó un rato y se acordó de un teléfono que dictó 2 o 3 veces con mucha confusión (más que nada porque uno llama mucho a los lugares propios, y mucho menos, casi comprobado estadisticamente, un cuaderno). Dicen que fue así, no se sabe bien.
Pero sea como sea, nos alegramos por vos, porque perder algo así es insoportable.

Un beso enorme.

Gus Nielsen dijo...

¿Huracán en la garganta es un libro de fútbol?

Adriana Menendez dijo...

gracias, ESPEJO, está bien, un par de hojas arrugadas y la foto de brando un poco despegada nada más. abrazo.


MARCE: así es, total y absolutamente insoportable; te juro que no lo saco más, esa costumbre de andar escribiendo en bares!


GUS: el día que escriba un libro de fútbol se va a llamar "Boquita en mi garganta". muchas gracias por pasar.

Adriana Menendez dijo...

SICLAU querida, ¿estás allá o estás acá? beso

siclau dijo...

HOLA HOLA ESTOY ACÁ AHORA PERO PASO BASTANTE TIEMPO ALLÁ.
SÍ, ES VERDAD MUCHO NO SALÍAMOS, PERO VACACIONES EN mARDEL COMPARTIMOS.
YA TE DISTE CUENTA NO?

Adriana Menendez dijo...

SICLAU: obvio, gordis, mandame un mail a la dire del perfil así nos seguimos escribiendo. beso grande.

Danixa dijo...

Uh qué contenta me pone esa palabra!!!
le pediste a San Onofre o te las arraglaste sola?
Bah, si no querés no me cuentes, pero acordate San onofre, el mejor santo para los objetos perdidos!!!
besazo.

Adriana Menendez dijo...

DANIXA: muy de pedir a los santos no soy, pero cuando leí tu comentario y recomendación estaba tan desesperada que miré el techo y dije "mirá san onofre, no sé quién sos pero copate y ayudame". sé que no es una manera muy ortodoxa de dirigirse a un santo pero el cuaderno apareció. en estos casos hay que recurrir a todo el mundo. beso grande.