lunes, 4 de enero de 2010

La Emilia 37: ... and a Happy New Year!!

Hay un genotipo masculino que me cae particularmente mal, por ser fina y no decir para la mierda. Insoportable en sus treinta, merecedor de muerte por estrangulamiento de pene en desuso si ya está llegando a los cincuenta. Es el W.I.N.G.: Winner Inútil – Naturalmente Ganso. Suele aparecer en las fiestas con un sweater de hilo aunque haga cuarenta y cinco grados a la sombra, en lo posible color beige o cremita, y, detalle infaltable, las mangas arremangadas al estilo Mateyko en los ochenta. Pocos pelos, pero largos. Pocas ideas, pero estúpidas. Jeans, zapatillas y una pose… una pose… francamente incalificable. Dice a quien lo quiera oír, vocifera mejor dicho, que él es lo más. Que tiene muchas minas. Está convencido de que todas las mujeres acaban con sólo mirarlo y de que coge como los dioses, y eso no lo pongo en duda, dado que los dioses no existen. Como máximo exponente de literatura universal lo tiene a Bucay y, por ende, es cultor de frases como “dame tiempo estoy confundido”, “siempre te voy a querer”, “nadie te va a amar tanto como yo, pero esto no va más” y “no sos vos, soy yo”. Si acaba de separarse puede llegar a decir cosas como, “quiero entrar en una dinámica más cool”, “estoy redescubriendo mi sensibilidad” o “ahora sólo quiero vivir la vida”. Su película favorita es Gladiator y se comporta como si fuera el hermanito gemelo perdido de Russell Crowe. Por supuesto votó a de Narváez, sólo porque le cae bien el tatuaje, y puede pasarse toda una noche diciendo “quereme” esperando que una, con una sonrisa de complicidad, le conteste “querete”. Lo que más desea en la vida es que todos lo consideren un copado y cuenta esperando que lo aplaudan que todavía tiene guardados tres números de la revista Condorito y un yoyo Rusel (de ahí su empatía con Gladiator). Cuando baila, canta y actúa todas las canciones, hace una especie de “conejito” extraño con sus dientes mientras apenas muerde su labio inferior, frunce el ceño, entrecierra los ojos, levanta los brazos y mueve la pelvis, ya sea para bailar cumbia o rock, Bombón asesino o Un poco de amor francés. Para el 31 a la noche, Vero me invitó a una fiesta y el único tipo solo y supuestamente apetecible (hasta el vómito) era uno que caía en la categoría antes descripta. No la hubiera pasado tan mal si no fuera por el pequeño detalle de que a último momento apareció Federico, me agarró el típico coágulo femenino y me hice la interesada en el bofe para que el otro supusiera que no estaba sola. Ay, Emilita, a veces te merecés morir por un suicidio, mirá.

9 comentarios:

José Ignacio dijo...

Te deseo lo mejor para el 2010.
Que tengas un buen día, semna, mes...
Un saludo

zorgin dijo...

hay pocas cosas más dificiles de entender que una min...
no.
no hay nada más dificil de entender que una min...
no, sería meterme en un lio.
eso hizo Emilia?, qué barbaridad!!!!

memo.fdez.e. dijo...

Quizá usté prefiera al caimán, no, el metaaamorfo, ouch o no, me equivoco, el calimán, no menos, can, calimán, no, simbiótico, camuflageado, no, no y no... tuve que ir a ver que es El Camaleón.

No se cómo es que las mujeres le dedican el tiempo a pensar y describir a sujetos que no procuran. Serio.

Mil veces debo dijo...

Yo hubiese elegido seguir sola ! Jua!
Feliz año!
Mil cariños

Adriana Menendez dijo...

gracias, JOSE, lo mismo para vos también


me parece muy sabio de su parte tratar de no meterse en líos, ZORGIN; y coincido, qué barbaridad!!


y y no sé cómo es que los hombres le dedican el tiempo a pensar y describir a ... tantas cosas. Serio, MEMO.


Beso grande, MIL.

Chica tramontina dijo...

Qué buen post!

Rifle sanitario a los W.I.N.G. de una! :)

Hace poco tuve que fumarme uno de estos ejemplares intentando comerme la oreja en el cumple de una amiga y fue chumach. Lo escuché decir TANTAS gansadas que en aquel punto hasta Ricardo Fort hubiese calificado como opción de fuga.

La frase de la noche: "nunca estuve más de 2 o 3 semanas sin tener sexo, te lo juro por mi que soy lo que mas quiero" (sic)

Deleznable.

Westernshaker dijo...

Emilia querida, los muchachos del Oeste hemos desarrollado un test de prevención masculina para no caer en la sintomatología WING. Es muy eficaz pero, invariablemente, alguno de nuestros ejemplares es invadido por este nefasto mal. Para estos pobres incautos, los sabios varones del Oeste imponen una serie de terapias con el fin de volver al hermano a la senda del bien. Todos los integrantes de nuestra abnegada agrupación son importantes para el cumplimiento de nuestra sagrada misión. Buen año.

Princesa Letra dijo...

Che, Emilia, un poco de dignidá. Yo te recomiendo que te compres un bikini de cebra y te vengas para acá. Al Federico y a todos los hombres los pone nerviosos que una se vaya de viaje aventurero...te de un "halo de misterio", mucho mejor para darle celos que el WING (a propósito, lo conozco...) Denseriotedigo!

Adriana Menendez dijo...

mi querida CHICA TRAMONTINA: dónde se puede comprar ese rifle? gracias por tu espectacular comentario.


hola WESTERN!!!!! cómo anda tanto tiempo? me encanta el optimismo de la muchachada del oeste, nunca se rinden, pero lamentablemente la mayoría de estos ejemplares son irrecuperables. de todas maneras, el género femenino agradece vuestros esfuerzos. beso grande.


hola PRINCESS!! quién no se ha cruzado con un W.I.N.G. en su vida! beso.