lunes, 28 de junio de 2010

La Emilia 63: ¡Waka! ¿Waka?

Muchas cosas en la cabeza. Demasiadas. Que Vero, que Fernando, que mi vieja (que ya lo quiere conocer obvio), que Luisiana, su prole y sus exóticas invitaciones, que la vida. Algo de rock, otro poco de tango, algún porro y bastante sexo. No me puedo quejar. A todo esto, sumale a Iturralde que no puede parar olé olé olé.
Pero hoy debo dejar todo esto de lado porque abro el diario y me encuentro con lo siguiente:
Fue el partido más flojo del equipo.

Una alegría con poquito.

Largos festejos aunque el equipo no jugó bien.

…nunca queda claro quién juega de enganche y quién de punta…

Entonces el equipo no tiene juego.

…falta de salida por los laterales. Ausencia de un circuito de juego y lentitud para arrancar.

Llamó la atención la combinación del pantalón y las medias azules con la camiseta celeste y blanca. ¿Y el buen gusto?

Conclusión, ganamos jugando para el culo, haciendo goles de orto, poniéndonos contentos como buenos boludos alegres, aunque no sepamos por dónde salir ni por dónde entrar y Manuelita al lado nuestro sea récord olímpico. Ah, y el asesor de vestuario es un sobrino nieto daltónico de Ante Garmaz. Pero por qué no van todos a prenderle una vela a San Pete, para ir preparandosé y se dejan de romper las pelotas. Porque vamos, que una cosa es ser escéptico y otra muy distinta mala leche…. Pensándolo bien, ¿desde cuándo me calienta tanto el fútbol a mí, me pregunto yo?... Iturraldeeeeeeeeeeee… Peligro de goooooooooool……………..

No hay comentarios: