jueves, 10 de febrero de 2011

Crítica a un libro inexistente.


La literatura argentina estaba necesitando este libro. No cabe la menor duda. Es un golpe de aire fresco que rompe con todos los códigos hasta ahora establecidos y hace trastabillar nuestros más arraigados conceptos. La fantástica historia de esta joven que tiene la capacidad de comunicarse oralmente con los objetos no es inocente de símbolos. Símbolos que nos conducen por un túnel metafísico y lingüístico (por el que recorremos prácticamente toda nuestra dolorosa historia) hasta un final revelador y deslumbrante. Una prosa satírica, inteligente y ácida, absolutamente original, que nos propone una mirada dislocada sobre la realidad que nos toca vivir. Más que una novela es una roman philosophique. Con un notable manejo narrativo, y por cierto con muchísimo humor, el autor nos hace girar en una calesita hipnótica por los pensamientos de esta joven. En resumen, adentrarse en las páginas de esta novela es un conjuro contra la desdicha, es internarse en una caja de Pandora de la que salen historias sobre el poder, las pasiones y el sexo, un cosmigonon de personajes filosóficos y deslumbrantes, como los pescadores de perros, de quienes hace un retrato tan profundo como conmovedor. Como conclusión, citaré las palabras que dijo el eminente filólogo Fernández en la presentación del libro: “No entendí un carajo, pero vale la pena leerlo”.

1 comentario:

locopepe dijo...

Fuaaaaaaaaaaaa ke chamuyo loko

Todo eso hace la chabona del broli?

Me mato lo de la calesita hipnótica

La Emilia si que anda a full por los yuyos
Que andará fumando?

Que bien le keda a la Critica de un libro inexistente la libreta de enrolamiento de mi tan apreciado Fidel Pinto (amaba verle-oirlo delirar en la peluquería o la mesa de polémica en el bar