miércoles, 16 de marzo de 2011

La Emilia 103: La vida es bella.

Podría escribir no los versos más tristes esta noche pero sí muchas cosas. Podría repetir mantras, soñar con hacer realidad mis sueños, pensar que puedo alimentar mi espíritu observando la luna, volverme inocente y creer cuando me dicen que es la primera vez que les pasa, convertirme al judaísmo y hacerme devota de San Expedito al mismo tiempo, inscribirme en un curso de fitoterapia, en otro de hiperventilación asistida y en un tercero de tai chi chuan, hacerme groupie de Brian Chambouleyron el juglar del tango, barajar la posibilidad de empezar a practicar budismo mahayana para florecer desde el pantano como la flor de loto, o consolarme con que tengo un flor de orto. Pero no. Prefiero citar a alguien que ya dijo todo lo que siento en este momento: “I see some guy walking down the street, you know, with a clear head, you know the type, he´s always whistling like the happy fucking wanderer. I just want to go after him and I just want to rip his throat open. I want to fucking grab him and punch him right there, for no reason.” O sea: “Veo a un tipo caminando por la calle, con la mente despejada, usted me entiende, conoce a esa clase de tipo, el que siempre va silbando como un puto caminante feliz. Lo único que quiero es ir tras él, abrirle la garganta y cagarlo a trompadas, ahí nomás, sin ningún motivo”. Es palabra de Tony Soprano, alguien de quien hoy me gustaría ser amiga.

4 comentarios:

Alhami dijo...

.


...no creo que sería amiga de un tipo así... no, demasiada mala onda

Saludos

Adriana Menendez dijo...

y, ALHAMI, pero viste como es la emilia...

Javier F. Noya dijo...

La Emilia debería aprender a descargar su energía, pero le pasan tantas cosas...me gustó mucho la enumeración de cosas que podría hacer. Saludos.

Adriana Menendez dijo...

me parece que lo que ella quiere es justamente descargar, JAVIER, ¡pero no la dejan!