viernes, 27 de mayo de 2011

La Emilia 112: Volvió una noche, sí lo esperaba.

Un día se rajó. Para mí que en ese momento vio el quilombo de la hostia que se avecinaba y prefirió evitárselo. Lloré, lo extrañé, me busqué otro, lo reemplacé. La relación con el nuevo no fue fácil al principio. Las comparaciones eran inevitables. No me mordía la oreja como el otro, no me calentaba los pies en la cama, prefería dormir cabeza con cabeza. Sin embargo, nos fuimos adaptando, en el fondo tienen muchas cosas en común: a ninguno de los dos les molestan las perchas que dejo colgadas en los picaportes, no me critican la media manzana que dejo oxidándose en la heladera ni el medio limón eternamente seco, no les jode que las puertas estén siempre entreabiertas, por el contrario, sobre todo esto último les encanta. Por otra parte, los dos pueden llegar a comportarse como psicóticos en el auto, les gusta acompañarme al baño e interrumpirme cuando estoy leyendo o escribiendo. Casualidades de la vida tal vez, volvió cuando yo estoy convencida de que todo terminó. No pienso averiguar dónde carajo estuvo todo este tiempo, no me importa. Total, que me parece que Siamés, Negro Atorrante y yo vamos a tener una convivencia envidiable.

2 comentarios:

Locopepe dijo...

Lindo lo del negro, y ya se sabe los negros hacen cosas de Negro, lindo el atorrante y el que vino después, con sus particularidades. Lo bueno, si es dos veces, mejor, mas bueno.
De todos modos las comparaciones son siempre odiosas e inevitables para con el que llego ultimo y se jode, loco, llego después del que se fue dejando un vacío, y si bien los espacios SIEMPRE tienden a ser llenados, nunca es fácil, pero vivir, no es fácil, algunos pretendemos e intentamos hacerlo mas fácil, llevadero en todo caso( y no hablo de resignación, sino de filosofía de vida, porque las casualidades suelen ser el ropaje de las causalidades y las preguntas en estos casos suelen tener respuestas no gustosas, cómo dijo una ¿Primera? Dama del país de los 70 argentinos: “no me atosiguéis” así que, ya que esta, mejor lo dejamos ahí ¿no? Re welcome para el grone atorrante y “Basta de cháchara” dijo el Senador Don Leonidas S.

Adriana Menendez dijo...

insisto, LOCO, tu poder de link es alucinante, empezás con el negro, seguís con la vida y terminás con don saadi, impresionante! un abrazo.