domingo, 1 de diciembre de 2013

...


llora.
por un curioso motor
por los resortes viejos
y porque se va
inevitablemente.
llora.
por ella la una,
la memoria hostil;
por ella la otra,
el tiempo de paz sin paz;
una más otra dos, la misma.
llora.
los besos por celular son vacíos
la pantalla es más que nunca de la muerte
la furia malgastada devora no sólo la ambición
vomita todos y cada uno de los modelos
y mira con ojos cerrados.
llora.
sola entre miles.
remontar, quién sabe,
el ayer no es hoy, ya lo sabemos,
pero el hoy, cada vez más difícil, tampoco.

No hay comentarios: