martes, 23 de septiembre de 2008

La Emilia 6: Say hello to my little friend.

Yo, la Emilia, con la autoridad que me da el haber visto muchas cosas en la vida declaro formalmente fundado el F.R.A.P.E. – Frente de Reivindicación y Apoyo al Pesimista Empedernido.
He aquí sus máximas:
1. La felicidad jaja ja ja no existe.
2. El amor a primera vista no existe.
3. El amor eterno no existe.
4. El amor, ¿existe?
5. El ser humano es un mal bicho.
6. Dios creó al hombre a su imagen y semejanza, ergo, Dios es un mal bicho.
7. El pueblo siempre que puede se equivoca.
8. Todo, siempre, puede ser peor.
9. Nadie te va a salvar.
10.La salvación no existe.

Quien quiera adherir, que adhiera.
Quien quiera oír, que oiga.
Quien quiera entender, que entienda.
Quien quiera irse a la mierda, que se vaya.
Amén.

martes, 9 de septiembre de 2008

La Emilia 5: El tiempo y la eternidad, de aquí a ella o al más allá.

Últimamente se me dio por anotarme en distintos cursos. Vaya una a saber por qué. Linda frase esa, por lo general cuando la usamos las posibilidades de que sepamos por qué y no lo queramos decir son altísimas. Cambiando de tema o, mejor dicho, volviendo al tema. Volviendo, siempre estoy volviendo, parezco Pichuco. Cómo se me va la cabeza todo el tiempo, ya es preocupante, no puedo parar de pensar en varias y distintas cosas a la vez y entonces las mezclo todas y sale cualquier cosa. Y lo peor es que no me drogo, porque si no tendría por lo menos una excusa. Stop. Ahora curso de filosofía, carajo mierda, no es tan difícil. Concentrate y tomá apuntes.
Agarro la lapicera y empiezo a escribir, frenéticamente.
Vuelvo a casa y leo:
* el tiempo no es objetivo, es una condición del individuo humano… y del animal empírico y por qué no fenoménico (arranco boludeando, empezamos mal)
* es concebible un tiempo en el que no pase nada pero no una nada en la que no pase un tiempo… la chica de adelante tiene una botas simil cebra o vaca, horribles, recordar no comprar nunca nada igual (Dios mío, cómo me disperso, cómo me disperso)
*somos finitos,… pero por favor, finito serás vos y tu pito, porque yo llega el verano y me siento que vengo haciendo muuuu sin parar desde la quebrada de Humahuaca (por algún motivo cuando me caliento escribo boludeces, y después me pierdo la mitad de lo que dijeron, siempre me pasa lo mismo)
* San Agustín, el Corán (Ajá, ¿y? qué poder de síntesis que tengo la puta madre que me parió)
* un bálsamo, una ilusión (¿el tipo habrá dicho esto o yo me puse a pensar en un tango?)
* ¿Chou fan? ¿Kung fú? (evidentemente no entendí lo que decía)
* López García dedicó su vida al estudio de Parménides… uy, ¿no me lo querés presentar para irme de joda el sábado a la noche? (ya le había perdido el respeto a los presocráticos y eso que todavía era temprano; grave, grave)
* el eskatón, la eskaje y el aión (para mí que el café que me dieron venía con ácido)
* ya me parecía que tenía que aparecer el compañerito comentarista y acotador, qué carajo querés preguntar, hace media hora que estás hablando y todavía no dijiste una mierda, el tipo no sabe qué decirle, un papelón (no es que me quiera justificar, pero ese tipo de alumno es muy molesto; igual no es buen síntoma que en la clase yo empiece a escribir sólo lo que se me pasa por la cabeza y no lo que dice el profesor)
* Guenón Guenoooooón qué grande sos, (Me acuerdo que lo nombró mucho)
* ah bueeeeeeeeno ¿el tullido karmático de San Agustín? (entendí todo para el carajo, me quiero matar)
* Sigo copiando pero ya no entiendo más nada (se avecina lo peor, lo presiento)
* ¿Vínculo neofilosófico? ¿Qué me perdí? Nadie te entiende, la puta madre, ¡no me hablés más en griego que te tiró de las patas y dejá el misterio up supra en paz!... Uy me fui a la mierda otra vez… concentrate, Emilita, concentrate… (a esta altura es muy probable que ya no haya retorno)
* pero cómo me voy a concentrar si este hijo de puta sigue jodiendo con el samsara y la puta concha que me parió a mí y a todos los griegos hijos de una gran siete, la Sara es la que se murió el año pasado Dios la tenga en la gloria y no la cuide ni la suelte… encima la de acá al lado tiene una letra de mierda y no puedo copiarme (ni siquiera pude usar mi último recurso, se viene el estallido)
* se metió con el Apocalipsis y ahora sí nos fuimos a la mierda del todo me cago en la hostia de San Agustín y en su tiempo y en los persas también que eran unos pelotudos cíclicos y en la anástasis o en la anestesia del cuerpo y del alma, y en el teósofo que vivía en la esquina y al que Guenón cagó a palos, Kandinski se metió y también cobró por anticristiano, qué te metés boludo le dijo el griego primo del persa reencarnado en el oriente literario de la castilla de Isabel, la esposa del Dante… Panzeri, no me traigás más gente desconocida a la mesa te lo pido por favor, no sé para qué carajo me anoto en estos cursos, pretenciosa intelectual (Evidentemente hacia el final de la clase se me soltó la cadena y no voy a poder sacar nada en limpio de lo que escuché. Y bue, otra vez será.)

viernes, 5 de septiembre de 2008

Alimentando a Mr. Ego.

Esto es lo que opina el señor escritor Fernando Sánchez Sorondo sobre mi próximo libro:

"Son trece cuentos desopilantes titulados mediante otras tantas viñetas gráficas alusivas, con un denominador común: la sátira de la vida post-moderna a través de un corte transversal que abarca todas las capas sociales y culturales en sus más desaforados tics: los conchetos, los trepadores, las tilingas lipoaspiradas hasta el cerebro -a quienes se les escapa, por ejemplo, un "te quiero mucho...", seguido de un "¡yo tampoco!", y los palurdos que poco menos que pedorrean en plena cena de presentación laboral. Adriana Menendez desenmascara aquí la verdadera identidad de los personajes que habitaban hasta ahora en las llamadas "revistas de corazón", con sus confesiones espontáneas y ese reconocimiento casi estupefacto de sí mismos frente a un espejo que da hondura y calado literario a su estridente y patética superficialidad. Y en este sentido retoma la exploración llevada a cabo por un Manuel Puig en sus Boquitas pintadas".

Y, bueeeno... es un amigo.




martes, 2 de septiembre de 2008

La Emilia 4: Relaciones Peligrosas o Mon Amour II.

Mi locólogo me dejó dando vueltas carnero en el aire, una vez más. A ver, ¿qué es el amor? Pensá, Emilita, pensá. Igual por más que me escurra el cerebelo, no creo que haya una definición. Está bien, ya sé que él me pidió que le diga que es lo que yo pienso. Minga se lo voy a decir, que lo adivine, para qué fue a la facultad. Que aprenda a leerme cuando hablo... No me quiero ir por las ramas, voy tratar de focalizarme…………..
No puedo. Es más fuerte que yo. Una pasa tanto tiempo tratando de armarse, de edificarse, de contenerse. De golpe, páfate, llega el amorrrrr y, si te descuidás, se te cae la estantería a la mierda. Entonces, para que no se caiga la mía ni la tuya lo mejor que se nos ocurre es… ¡¡hacer una juntos!! ¿No es romántico? Y así se nos va la vida, tratando de encontrar un equilibrio entre lo que yo construí, lo que construyó el otro y lo que construimos juntos. Lo que se dice, un verdadero quilombo.
A veces la pereza nos invade o erróneamente creemos que dos personas que se aman tienen necesariamente que convertirse en una sola. Puede pasar que “A” invite amablemente a “B” a que se sume a lo que ya construyó o que “B” se sume sin que lo inviten. En cualquiera de los dos casos, “B” deja atrás lo que construyó. Todo por el bien de la pareja, y en general por el mal individual. En nombre de la media naranja que encuentra la otra mitad, del ying y el yang, de Adán y Eva, de Pelopincho y Cachirula, de la azul y oro…Y bue…, una vez más me fui al carajo. En definitiva, no sé. Pero no está mal cada tanto empezar con un “no sé”, ¿no?