viernes, 21 de noviembre de 2008

el de las chicas.


"Vuela, pensamiento, y diles
a los ojos que más quiero
que hay dinero."
Quevedo


"Hay efectivo".
Alberto Olmedo



-Hola.
-Hola, ¿Maru?
-¿Qué hacés, Clau? ¿Cómo andás?
-Para la mierda.
-¡Eh!... ¿Qué pasó?
-Nada... todo... qué sé yo.
-¿Te estás por indisponer?
-No, no... estoy cansada, todos los días lo mismo. Los nenes en la escuela, Julio en la oficina, yo todo el día sola con Juana, un embole mi vida.
-¿Pero no empezaste tenis la semana pasada?
-Sí, pero no me alcanza.
-Y bueno, buscate otra cosa.
- ¿Vos también te vas a poner como Julio, que piensa que como no trabajo me rasco todo el día? ¿Y a los chicos quién los va a buscar a la escuela? ¿Quién los lleva al pediatra? ¿Quién hace las compras y les prepara la comida?
-Juana, dulce.
-Al pediatra voy yo, che. Y también soy yo la que tiene que pensar qué comprar, hacer la lista y decirle qué cocinar. Porque cada uno tiene sus mañitas en esta casa.
-Entonces estás bastante ocupada.
-Obvio que estoy ocupada. La casa, la escuela, el perro... ¿Y no te pasa a vos que todos piensan que tenés tiempo de sobra y te encajan mandados? "Ay, vos que podés, ¿por qué no te encargás del regalo de la maestra", "Ay, vos que tenés tiempo, ¿por qué no organizás algo lindo para fin de año para el grupo de gimnasia?"
-Todo el tiempo me pasa, pero qué querés, es la envidia.
-El colmo fue el otro día la mina que me hace el drenaje linfático, ¿sabés la que te digo, no? La del spa que abrió hace un par de meses sobre Libertador.
-La ubico, sí.
-¿Fuiste? Es buenísima, te mejora un tocazo la celulitis.
-Sííí. Y también tienen otra mina que te hace lo de las vendas frías y el criógeno que es buenísima. Y ni hablar de la que te hace el velo de colágeno.
-Esa no la probé, ¿ves?
-Te la super recomiendo. Te deja el cutis como un bebé y, si querés, también te saca las manchas.
-La semana que viene empiezo. Bueno, pero volviendo, ¿a qué venía esto? Bueno, no importa, ¿entendés lo que me pasa?
-Gordi, te re entiendo, pero es así, qué le vas a hacer.
-No sé, por lo pronto, estuve hablando con Julio y le dije que esto así no da para más. Yo necesito más atención, que me charle un poco, sentirme más contenida. No puede ser que cada vez que yo le voy con un planteo me diga todo que sí y después no haga nada. Siento que me subestima, ¿me entendés lo que te digo?
-Obvio, si a mí me pasa lo mismo.
-Me parece que le voy a decir que nos separemos, o que por lo menos nos tomemos un tiempo.
-Ay, nena, pensalo. No es fácil nuestra situación, pero peor es estar sola.
-¿Y quién te dijo que me voy a quedar sola?
-¡Epa! Dame detalles.
-Ojitos verdes.
-¿Quién?
-Brazos musculosos.
-No lo ubico.
-El potro del kiosco, nena, el que está al lado del lavadero de autos.
-Ay, cierto, está buenísimo ese bombón. No me digas que te tiró onda.
-Me parece que lo que quiere es que yo le tire otra cosa a él. Te cuento... El otro día cuando fui a hacer lavar la camioneta, me dejó una rosa roja en el asiento. ¿Sabés cuánto hace que Julio no me regala flores? Pero no sé, viste. Es tan pendejo que no sé si fifármelo o adoptarlo.
-Pero divertite, nena, una alegría cada tanto. Un poco de adrenalina. Eso sí, cuidate, no vaya a ser cosa que te pase como a mí.
-¿Qué te pasó? No me digas que te descubrieron lo del profe de salsa, pero si eso fue hace como dos años.
-No, justamente, nunca me descubrieron. Y yo nunca voy a descubrir si Tomasito es Alcolumbre o García.
-Ay, tenés razón, me había olvidado de eso. Bueno, muy morochito no es, así que debe ser Alcolumbre, quedate tranquila.
-Mirá, y si no, me iré a la tumba con la duda.
-Totalmente.... Ay, mirá la hora que es. Me tengo que ir a Pilates. Hablamos a la tarde, corazón.
-Listo, bonita.
-Gracias por escucharme. Te quiero mucho.
-Yo tampoco.

14 comentarios:

Cameron West dijo...

listo... ya está... ahora estoy paranoico... ¿contenta?

El inconsistente dijo...

Creo que a estas dos conchetas ya las odio. Que bueno que son ficciondas y no existen.... no?

Adriana Menendez dijo...

un par de cuentos más y te mando al psicólogo, CAMERON!


querido INCONSISTENTE: ¡¡¡por supuesto que no existen!!! ¿o alguna vez te cruzaste con alguna? beso.

Juliana dijo...

Terriiiible!!! Puede ser que se hable de cosas tan serias con semejante liviandad? Hay gente que lo hace? No, no? ;)

Y lo tuyo genial, como siempre.
Beso!

Yahuan dijo...

k fuerte pero real. Flipando claro, pero despreciando a este gente. Hay que ver... ¡qué mundo!, medio está loco y el otro medio no puede nada...

espejo dijo...

Menendez no me haga mirar para atras...que se me vienen a la mente mis epocas de mozo en Adrogue...como garpan esas veteranas, lastima que menosprecien.

me fui a la banquina...un abrazo

karina dijo...

con la duda de que lo puso paranoico, la odiada, ficciosa, nagada,liviana.
fipliando y saltando del medio mundo que no puede nada y al loco ( pero voy al psicologo )por ahora no soy una veterana pagadora pero cuando miren a tras con suerte se acuerden de mi los "buenos mozos"
un palcer leerla menendez como siempre.
taylor

Adriana Menendez dijo...

no sé si existen, JULI, pero que las hay... las hay... ¡y muchas! beso.


¿en qué parte del mundo estaremos nosotros, YAHUAN? beso y gracias.


ESPEJO: ¿las veteranas menosprecian? mire usted, yo pensé que eran gauchitas y agradecidas... teniendo en cuenta que cuento con 43, creo que me fui a la banquina yo también. abrazo.


gracias, KARI, siempre.

Marce D´Onofrio dijo...

Un diálogo terrorífico. Será que las cosas que parecen cercanas asuntan, no por desconocidas, si no por probables.

Cada tanto amamos a esas mujeres, cada tanto, también, las sabemos enemigas.

Creo que tengo mucho miedo.

Marce D´Onofrio dijo...

¡Y entre el miedo me olvidé de saludar!

Un beso enorme, Adriana y felictaciones por este texto maravilloso. Gracias por compartirlo.

Adriana Menendez dijo...

MARCE: te cuento que a mí estas minas me dan más miedo que los agujeros negros o las pérdidas de órbita de las que hablaste en tu último post. beso muy grande.

Pablo Ltd. dijo...

Muy bueno el remate à la Gainsbourg (aunque Dalí y muchos otros usaban la frase).

Blanc// dijo...

yo fui testigo de diálogos de ese calibre, y sí: me corrió un hilo de escalofrío por la espalda. Señores: teman, existen.

Excelente retrarto, Adriana. Gracias.

Adriana Menendez dijo...

PABLO LTD.: irrespetuosamente diré: no sé si à la gainsbourg o à la guinzburg; un honor lo que decís, gracias.


BLANC//: ¿quién no ha se ha topado alguna vez con este tipo de gente? y yo diría: teman todos, señores y señoras; niños y niñas. beso grande.